Tras el sangriento motín, autoridades brasileñas preparan el traslado de los presos de la cárcel de Alcaçuz

0
201

Tras la brutal masacre del pasado fin de semana que dejó 26 reclusos asesinados, las autoridades brasileñas preparan el traslado de parte de los presos que tomaron el control de la cárcel de Alcaçuz, ubicada en Natal (nordeste).

Un autobús llegó hacia las 7:30, hora local (9:30 GMT), a la entrada del centro penitenciario escoltado por vehículos de la policía de élite, que ya tuvo que intervenir lanzando balas de goma desde el muro para evitar una nueva matanza.

“Están previstas transferencias hoy”, afirmó un portavoz del gobierno de Rio Grande do Norte a la agencia AFP, que añadió que este movimiento es un “primer paso” para resolver la caótica situación.

El pasado fin de semana 26 prisioneros fueron asesinados durante los motines

Durante la noche del martes, las dos facciones criminales que se disputan el control del narcotráfico continuaron atrincheradas detrás de improvisadas barricadas y apenas separadas por un patio de unos 50 metros, según las imágenes filmadas por AFPTV.

Pese a que los presos encendieron grandes hogueras y lanzaron gritos de guerra, no se desató el temido enfrentamiento que podía derivar en otro baño de sangre.

La violencia en esta ciudad costera forma parte de la guerra entre el PCC de San Pablo y el Comando Vermelho (CV) de Río de Janeiro —y sus aliados locales— por el control de las rutas de la cocaína.

Este miércoles comienzan los traslados de algunos reclusos

Las batallas entre ambos grupos criminales en diferentes prisiones del país dejaron en los últimos días un saldo de 130 reclusos asesinados.

En Natal, un grupo de presos de la facción local Sindicato do Crime RN —aliado del CV y al que pertenecería la mayoría de las víctimas de la matanza del sábado— trató el martes de atacar el pabellón donde están confinados los miembros del PCC.

“Queremos que el PCC vaya a otro estado. No pararemos hasta que (las autoridades) los saquen de aquí”, explicó por teléfono un recluso.

LEA MÁS:

Motín en Brasil: los prisioneros de la cárcel de Alcaçuz mantienen el control del centro penitenciario

Nueva rebelión en la cárcel de Brasil donde masacraron a 26 prisioneros este domingo: “Estamos listos para la guerra”

En la noche del sábado al domingo, las facciones rivales consiguieron salir de sus pabellones donde estaban confinadas para enfrentarse salvajemente. Algunos de los 26 fallecidos fueron decapitados.

“El objetivo es construir barreras físicas para aislar la circulación de los internos y evitar cualquier contacto entre las facciones rivales para impedir nuevas agresiones”, aseguró el portavoz del gobierno local.

Con información de AFP

LEAVE A REPLY